Durante la entrevista

  • -

Durante la entrevista

Una vez preparada, nos centraremos en la entrevista de selección en sí. Quizás lo que más preocupe sea las preguntas que nos formulen pero además se debe tener en cuenta y trabajar otros aspectos como son:

Comunicación no verbal
Es el conjunto de gestos y comportamientos que, aunque no son expresiones verbales, “hablan” mucho de nosotros. Estamos comunicando en todo momento cosas y para no dejar nada sujeto a la improvisación debemos tenerlo en cuenta.

Da la mano con firmeza, pero sin exagerar.
Procura no fumar durante la entrevista.
Procura colocarte a distancia prudente de la mesa del entrevistador.
Busca una postura cómoda, que te evite estar continuamente en movimiento.
Mantén contacto visual, mírale a los ojos.
Procura no realizar movimientos repetitivos, habitualmente denominados tics.
La sonrisa facilita la comunicación.
Las manos podemos utilizarlas (no de forma excesiva) como herramientas a la hora de ilustrar ideas y acciones difíciles de verbalizar.
Escucha atentamente las preguntas del entrevistador.

Comunicación verbal
Dentro de este tipo de comunicación incluimos lo que son las respuestas a las preguntas formuladas, nuestros comentarios, afirmaciones, etc. Estas son las técnicas y estrategias.

P.P.R ( Pausa – Piensa – Responde ): Una entrevista no es un concurso contra reloj en el que tengas que responder en el menor tiempo posible. La reformulación positiva: Consiste en convertir aquellos aspectos que pueden ser negativos dentro de nuestro historial profesional en aspectos positivos. Simplemente consiste en ver las cosas de otra manera.
Deja que el entrevistador guíe la entrevista, no tengas prisas por hablar, y no le interrumpas hasta que no termine la pregunta.
Cuida tus respuestas, utilizando un lenguaje correcto.
Contesta sin agresividad, aunque el entrevistador te lleve a ello.
Relaciona las respuestas con el trabajo al que optas y con tus puntos fuertes.

Otros aspectos

Evitar usar coletillas al final de las frases.
Del mismo modo, debemos controlar los comienzos de nuestras expresiones.
Utilizar un tono de voz adecuado.
Una entrevista no es un interrogatorio. Debe ser interactiva.
Por regla general, se debe contestar siempre a todas las preguntas.


Ultimas ofertas